Dieta Paleo en bebés; lactancia y método BLW

Que sus hijos crezcan sanos y felices es lo que toda familia desea. Para mí la mejor manera de invertir en la salud futura de nuestros bebés es la lactancia materna y la introducción de sólidos con comida real y utilizando el método Baby-Lead Weaning.

Mi enfoque de alimentación se basa en la dieta paleo o nutrición evolutiva, es decir, alimentarnos de alimentos naturales presentes en nuestra dieta antes de la introducción de la agricultura, como son las verduras, tubérculos, frutas, semillas, grasas saludables y proteina animal. Las legumbres las dejaría para uso ocasional y habiéndolas activado antes teniendolas a remojo 24h. Evitaremos lo máximo posible los cereales, los lácteos, los azúcares y toda comida procesada. Teniendo en cuenta la sociedad en la que vivimos y que habrá eventos sociales donde habra comida no tan saludable, yo recomiendo tener flexibilidad en esas situaciones pero que en casa la comida sea Paleo. Desde mi punto de vista, y habiendo leido mucho sobre la evidencia científica que lo avala, es la manera más coherente de alimentar a nuestros bebés para regalarles un futuro saludable. Más adelante quiero escribir un artículo más detallado donde hablo de porqué no recomiendo comer ciertos alimentos.

LACTANCIA MATERNA

Entre todos los alimentos Paleo, la número uno por escelencia para los bebés es la leche materna. No tengo ninguna intención de criminalizar a las familias que han dado leche artificial a sus bebés, pero tampoco puedo ser políticamente correcta y mentir para decir que las dos son igualmente buenas. La leche materna es el alimento mejor diseñado por la naturaleza para alimentar a nuestras crias, y todavía no hemos inventado una leche artificial que se equivalga nutricionalmente a la leche materna.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, momento en que si el niño muestra señales, podremos empezar a introducir alimentos sólidos. Pero siempre manteniento la leche materna como alimento principal por lo menos hasta el año de edad.

Estos son algunos de sus muchos beneficios:

Tiene componentes antivirales y antibacterianos.

– Evade hasta en un 80% enfermedades como: otitis, diabetes, eccemas, varias, asma, neumonía, meningitis, bronquiolitis, enfermedades inmunitarias, alergias, colitis, arterioesclerosis, infartos, e incluso el síndrome de muerte súbita.

– No solo las previene durante el periodo de lactancia sino que las evita a futuro. Haciendo así niños más sanos gracias a los anticuerpos creados durante la lactancia.

-Los cambios de sabor, según la alimentación de la madre, preparan al niño para aceptar mayor variedad de alimentos en el futuro.

– Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla. El acto de succión contribuye al avance de la mandíbula del bebé alcanzando una posición apropiada alrededor de los 8 meses. Si esta succión se realiza con tetina, los movimientos que realiza el bebé son más pasivos y los músculos de la mandíbula no se desarrollan tanto.

– Crea un fuerte vínculo entre madre-hijo. Cubriendo necesidades como la proximidad y seguridad que favorecen la autoestima del niño y la relación con la madre. Salud psicológica.

INTRODUCCIÓN DE SÓLIDOS

Más o menos coincidiendo con los 6 meses, el niño estará preparado para comenzar con la alimentación complementaria en sólido. Para mí la mejor opción es utilizar el método Baby Lead Weaning Paleo, que consiste en que coman sólidos aptos en paleo de manera autónoma desde el inicio y a poder ser en familia, evitando purés, papillas y frutas batidas.

La idea es hacer de la comida una rutina familiar saludable para todos. Para ello toda la familia deberá adoptar hábitos saludables ya que el bebé comera con nosotros y ellos van a imitar lo que hacemos. Al comer juntos el bebé imitará hasta la manera que masticamos los alimentos!!

Los beneficios de comer sólido desde el inicio son muchos y voy a enumerar algunos de ellos, pero para mí el más importante es que aprenden a hacer caso de las señales naturales de hambre y saciedad, cosa que no sucede tanto con el método puré-cuchara, terminan siendo sobrealimentados por dos motivos, uno es que la señal de saciedad tarda un tiempo en llegar al cerebro y cuando alimentamos con cuchara comen más cantidad en poco tiempo, y dos, es que los adultos tendemos a querer que terminen todo el puré aunque el niño esté dando claras señales de que no quiere. Por eso, otra de las características del BLW es el respeto hacia las necesidades del niño. Si nosotros les repetamos, ellos aprenden a respetarse y si conocen sus necesidades y se respetan, tendrán una mayor autoestima y mejor relación con la comida previniendo posibles transtornos alimentarios.

Más beneficios del Baby Lead Weaning:

– El bebé se integra desde temprana edad a las rutinas familiares como es la hora de comer, esto es bueno porque los peques aprenden imitando.

– Previene de malos hábitos alimentarios y de problemas de salud que eso conlleva.

– Aprende a autorregularse/respetarse (hambre-saciedad)

– Los hace autónomos y comedores activos a temprana edad.

– Mejora su autoestima, porque el adulto confía en sus capacidades y eso les enseña que son valiosos.

– Mejor desarrollo muscular en la mandíbula y mejor masticación.

– Aprenden a distinguir los alimentos por separado y conocen mejor el olor, la textura y el sabor de cada alimento. Esto provoca menor rechazo a los alimentos, creando niños que comen de todo a muy temprana edad.

Para asegurarnos de que nuestro hijo está preparado para empezar con los sólidos hay algunas señales que tendremos que tener en cuenta a parte de la edad:

– Se mantiene sentado sólo o con la mínima ayuda. Esto significa que la musculatura del tronco está suficientemente desarrollada y podrá expulsar la comida en caso de atragantamiento.

– Coordinación adecuada de ojo-mano-boca. Tiene que saber agarrar y desplazar los objetos a la boca. Si lo hace otra persona aumenta la probabilidad de atragantamiento.

– Ha perdido el reflejo de estrusión, un reflejo que le hace sacar de la boca todo alimento sólido.

– Muestra interés por la comida. Este es muy importante, no hay que forzarle nunca, mejor esperar a que tenga interés.

Es normal que surjan miedos y dudas ante esta forma de alimentar a los bebés. Creemos que no van a ser capaces y que se ahogarán, pero eso son miedos de adultos. Ellos nacen preparados para esto, y si los adultos confiamos y tenemos en cuenta las señales de que está preparado y unas cuantas normas de seguridad, es muy raro que un niño se ahogue comiendo así y lo más probable es que encontreis que tiene muchos más beneficios de lo que pensabais.

Aquí van unas cuantas normas de seguridad:

– Nunca dejar al niño solo cuando come.

– No distraer al niño ni hacerle reír mientras come. Necesita centrarse en la tarea y así evitaremos sustos.

– Asegurarse de que está sentado erguido. Las hamacas no son buena opción, ni sentarlos sobre nuestro regazo. Mejor tronas.

– Ofrecerle los alimentos de forma segura. Que estén en forma de tiras que puedan agarrar y que no estén ni muy duros ni muy blandos (que se pueda aplastar con los dedos pero que no se deshaga con facilidad).

– Al inicio evitar manzana cruda, salchichas (o cortarlas muy pequeñas y quitandoles la forma redonda que es del tamaño de su tráquea), uvas enteras, tomates cherry, frutos secos y trozos de carne grandes que puedan obstruir la tráquea.

Y para terminar os doy algunas recomendaciones más para que podais comenzar la aventura del Baby Lead Weanin (Paleo a poder ser):

– Priorizar los alimentos ricos en hierro como son las carnes rojas y el hígado.

– Las nuevas investigaciones en cuanto a alergias alimentarias sugieren que cuanto antes esté expuesto a todo tipo de alimentos menos probabilidad de desarrolar alergias. Atrás quedan las recomendaciones de esperar para meter huevo o pescado.

– Cada 2 días se podrían introducir nuevos alimentos, estando siempre atentos a las señales de alergia.

– Las señales de alergia son erupciones cutáneas, llagas en la boca, síntomas digestivos (gases, diarrea, vómitos…)

– Recomiendo hacer un curso de primeros auxilios en bebés y niños, no solo para el BLW, sino para cualquier contratiempo que pudiera surgir con nuestro bebé y así poder estar preparados para actuar.

Este artículo es una recomendación personal basada en mi experiencia con niños y mis conocimientos sobre el tema.

Si vais a llevar a cabo estas recomendaciones es preferible hablar antes con un nutricionista o pediatra, a poder ser actualizados en estos temas, que puedan daros pautas y aclarar dudas respecto a la nutrición de vuestros hijos.

– Ione-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s